Un neumático antipinchazos también conocido como neumático Run Flat es un neumático reforzado que permite seguir rodando durante una cierta distancia (80 km) y a una cierta velocidad (80 km/h) cuando se produce un pinchazo.

Es el resultado de dos tecnologías diferentes: la primera consiste en introducir un soporte interior en el que se apoya la banda de rodamiento cuando falta presión en el neumático. La segunda consiste en reforzar los flancos para limitar la deformación del neumático durante la pérdida de presión. Necesita un montaje y un equipamiento especial de las ruedas del vehículo

El principal beneficio de los neumáticos antipinchazos es la continuidad de movilidad en caso de una pérdida de presión de aire, ya sea debido a un pinchazo normal, un acto intencionado o un reventón del neumático cuando el vehículo está viajando a alta velocidad. Otra de las ventajas de los neumáticos Run Flat es que debido a que el vehículo puede seguir transitando durante algunos kilómetros luego de un pinchazo, no se necesita llevar rueda de repuesto.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Neum%C3%A1tico_Run_Flat